Tuberculosis cutánea verrugosa multifocal en paciente con sífilis

La tuberculosis (TB) representa un importante problema de salud pública en América Latina, ya que afecta a todos los países de esta macro región. Se estima que, en el 2011, la prevalencia de TB en Bolivia fue de 209 por 100.000 que representa la tasa más alta, mientras que Uruguay tuvo la prevalencia más baja entre los países de América del Sur con 22 por 100.000 habitantes.

El género Mycobacterium es parte del orden Actinomycetales y el filo Actinobacteria y pertenece a una variedad de hábitats ambientales, incluidas las aguas naturales, los suelos y los sistemas de distribución de agua potable. Las especies de micobacterias residen en una amplia variedad de ambientes debido a múltiples adaptaciones. Algunas de las características incluyen la presencia de una membrana externa hidrófoba rica en lípidos, que es un determinante importante de la adherencia a la superficie, la formación de biopelículas, la aerosolización y la resistencia a los antibióticos /desinfectantes. Además, las micobacterias tienen la capacidad de replicarse a una velocidad baja, lo que les proporciona una menor susceptibilidad a la mayoría de los agentes antimicrobianos, y también poseen la capacidad de crecer a niveles bajos de carbono, lo que los convierte en competidores efectivos en entornos con pocos nutrientes (oligótrofos).

Los eventos genómicos como la reducción del genoma, la adquisición crítica de genes, la transferencia de genes, las mutaciones y la recombinación permitieron que las micobacterias ambientales evolucionen a patógenos asociados al huésped.

Es importante no olvidarse de enfermedad tan antigua pero que permanece vigente a pesar del avance de los conocimientos médicos.

Mayor información al respecto en los siguientes documentos.